• en
  • es
05/03/2019

INTARC participa en las jornadas MUJER Y ARQUITECTURA (25 años de las jornadas NOW) febrero 2019

Hace 25 años este seminario marco un punto de inflexión en la vida de un puñado de arquitectas que, conducidas por el azar, la vida o el duro camino que como profesionales habían emprendido, adoptaron el compromiso de reunirse una vez por semana en Málaga. Se bautizaron a sí mismas las chicas NOW, y fue un placer escucharlas en el museo Pompidou de Malaga contar cómo ésta fue la primera ocasión en que alguien les ponía el acento en el “género” del urbanismo, ese acento que se fija en como hombres y mujeres (y ancianos y niños y turistas…) hacen un uso totalmente diverso del espacio urbano y como ellas y todo aquel que se compromete con la arquitectura lo hace para dar soluciones -o al menos intentarlo- a todo ese heterogéneo abanico de usuarios.

“Usuario”… extraña figura que en aquel momento (hace 25 años) seguía sin ‘figurar’ en los planos. Jamás aparecía un ser humano en ellos porque molestaba, impensable más aún, encontrar un anciano o un niño.

En aquel momento se proponía capacitar a las mujeres arquitectas “como si no lo estuvieran ya”, y lo que se consiguió fue sacar a la luz del grupo, un conjunto de dilemas comunes que con especial intensidad se venía viviendo en silencio de manera aislada. Entendieron entonces, y queda patente ahora, el poder del grupo en femenino. Unidas sacaron afuera sus reflexiones sin la criba del compañero, entendiendo que cada quien debía tomar las riendas de su vida y de su compromiso con las generaciones venideras, pero cuando sería el momento de hacerlo? En que momento se les/nos daria voz para ello?

25 años más tarde seguimos teniendo los mismos dilemas, (será que forman parte de nuestro ser). Sin duda algo hemos avanzado, se nos empieza a ver, aunque los porcentajes hablan por si solos. Como arquitectas de reconocido prestigio aparecemos en un 10-15%, como colegiadas en Málaga nos quedamos en el 25%. Cuando una arquitecta tiene un encargo importante es porque va de la mano de un hombre. Como mínimo la capacitación es idéntica, ganamos en sensibilidad y perdemos en experiencia, ‘complementarios’…

La vida nos enseñó a mirar de forma distinta y hoy más que nunca hacen falta nuevas formas de mirar para enfrentarnos al presente y sobre todo, al futuro.

 

Sara Gómez Martín: «Los equipos de dirección que incorporan a las mujeres son más productivos»

https://www.diariosur.es/sociedad/educacion/sara-gomez-martin-20190209231126-nt.html

Las mujeres de la Bauhaus que la propia Bauhaus olvidó

https://elpais.com/elpais/2019/02/04/icon_design/1549295232_577771.html?id_externo_rsoc=FB_CC&fbclid=IwAR1eO-8k6sz8ZHIRLJxQiHMVckqzeyfPgznFCKbDnDV1U4eFdIXM0HaUBeM